Esta es mi vulva. Puedo ver la imagen de la Virgen María en ella.

Cuando era pequeña, me enseñaron que ella era una mujer pura. Con los años fui creciendo y me di cuenta de que el “espíritu santo” no era tan santo y que María, virgen no era.

 

Siempre me ha costado disfrutar de mi sexualidad libremente. Tener el rol de quien desea y busca satisfacer esa necesidad en un otro. Siempre me había considerado “pasiva”, y uso comillas porque era igual de caliente que ellxs, pero utilizaba el auto placer como refugio. Soy una amante de la masturbación, por lo que muchas veces, sólo por ahorrarme problemas, utilizaba el auto placer.

 

Hace un par de años me pregunté, ¿por qué el querer placer debería ser un problema? ¿Por qué cuando un hombre lo hace es bien aceptado y cuando una mujer lo quiere no? ¿Tengo miedo de que me vean como una puta? ¿A qué le tengo miedo? ¿Por qué pienso que ser activa sexualmente es algo malo? Así como estas, también me hice cientos de otras preguntas. Tuve que desaprender muchas cosas que me habían enseñado cuando era niña para poder vivir mi sexualidad libremente. 

 

Quiero ser vulva y no sólo vagina. Quiero tener sexo y no siempre hacer el amor. Quiero desear, tocar y descubrir muchos cuerpos sólo por placer. Ser el rol de mujer que seduce y que no siempre espera ser seducida. Me gusta mi vulva. Tiene labios delgados y el clítoris muy visible. Por muchos años la ignoraba y la reprochaba. Ahora que la siento, la veo y la acepto, cada día me gusta más. Cada día yo como Gabriela me gusto más.

 

CONFESSIONS OF VULVA 

Es un proyecto fotográfico con el que te invito a observar y sentir tu vulva. ¡Conéctate con tu sexualidad!

 

Si nunca la has explorado de manera detenida, ahora es el momento de hacerlo. Te invito a tomarte un tiempo y descubrirte a ti misma. A hacerte preguntas como ¿Cómo es? ¿Qué siente? ¿Qué tan reprimida o libre se encuentra? 

 

Siéntate delante de un espejo, mírala, descúbrela, sácale una foto y comparte que es lo que te dice. 

Actualmente me encuentro trabajando en la recopilación de estas historias para re posicionar la VULVA como la forma en que nos referimos a nuestro órgano sexual. Mientras más reflexionemos sobre ella y compartamos nuestras historias, más nos revelamos contra un sistema que nos ha oprimido, vulnerado  y menospreciado sistemáticamente. 

 

La idea es realizar un libro que recopile estos relatos y nos permita compartir con otras mujeres nuestra historia, o un pedazo de ella, a través de nuestra sexualidad.

Porque encuentro enormemente triste que nos refiramos a nuestro órgano femenino con el nombre de vagina y no vulva.  Porque Nunca nadie nos ha recalcado la importancia de la vulva, ni del clítoris y menos del poder de una mujer hedonista. Porque en África y Yemen, por razones religiosas y no medicas, hasta el día de hoy mutilan el clítoris de las mujeres. Porque es importante dejar de vernos como cosas que sirven sólo para la reproducción. Y porque encuentro que es urgente que dejemos testimonios de todo lo que hemos tenido que soportar y vivencias por nuestra condición de ser mujer. 

Todas las mujeres que sientan este llamado pueden participar.

COSAS QUE TIENES QUE SABER.

Para participar tienes que enviar un mail a confessionsofvulva@gmail.com con una foto de tu vulva y un escrito con la reflexión que has tenido con ella.

Si no estas preparada para compartir una foto, necesito que envíes un dibujo ó algo que la represente.

Este será un libro compuesto de confesiones anónimas, no es necesario que coloques tu nombre al enviar el material. 

Si envías el material estas aceptando que tu testimonio sea parte de este proyecto. 

La convocatoria cierra el 14 de julio 2020.

La persona que esta detrás de este proyecto es Gabriela de Souza, fotógrafa feminista que por medio de este libro busca re posicionar la VULVA como la forma en que nos referimos a nuestro órgano sexual y reflexionar sobre temas que son urgentes de hablar.

Estas son mis redes sociales.

https://www.gabrieladesouza.com/ 

@quericoh.

© Copyright - All rights reserved 2020